Urueña, una villa de libro

A cuarenta kilómetros de Valladolid, en el interior de Castilla y León, se encuentra la única Villa del Libro de España: la localidad de Urueña. Situada en lo alto de una colina, desde sus murallas medievales y hasta donde alcanza la vista, se extiende un paisaje ajedrezado de campos interminables que rodean lo que bien podría ser uno de los tesoros mejor guardados. Un tesoro que no se mide en oro ni plata, sino en riqueza cultural.

Murallas de Urueña, Villa del Libro

Foto de Wikimedia

Doce librerías y cinco museos en un pueblo de 189 habitantes demuestran que «Urueña dejó de ser un pueblo hace mucho tiempo, porque sus calles no se caminan sino que se leen.» Así es como presenta José Miguel Redondo esta peculiar isla del tesoro para bibliófilos y amantes de la cultura.

25 años de gesta cultural

Siempre imaginé que el Paraíso sería algún tipo de biblioteca.
– Jorge Luis Borges

Algo parecido debió de imaginar Joaquín Díaz (Zamora, 1947), el vecino más conocido de Urueña, donde hace 25 años reformó una casona del siglo XVIII para convertirla en el Centro Etnográfico y principal museo de la villa. A este referente cultural se le han sumado el Museo del Cuento, el Museo de la Música, el Museo de Campanas y un Centro de Promoción del Libro y de la Cultura.

Centro Etnográfico de Urueña

Foto de Fundación Juaquín Díaz

El plato fuerte de la villa lo componen doce librerías, la primera de las cuales abrió en 1992 Jesús Martínez, al que todos llaman por el nombre de su negocio: Alcaraván. Aunque tal vez «negocio» no sea la palabra adecuada, se trata más bien de una forma de vida. Una dedicación incondicional, plena e incansable hacia los miles de libros que lo rodean a diario.

Librería en Urueña

Foto de María Crespo

Esto no es un negocio, es una opción de vida… ¡y merece la pena!
– Jesús Alcaraván

Desde entonces otras 11 librerías se le han unido y han logrado, con el apoyo de la Diputación de Valladolid, convertir a Urueña en la primera Villa del Libro en España. Una categoría compartida con otros pueblos como Wigtown (Reino Unido), Tuedrestand (Noruega) o Fontenoy-la-Joûte (Francia).

Librería en Urueña

Foto de Fidel Raso

El caso de la primera Villa del Libro

La primera Villa del Libro del mundo se encuentra en Gales, Reino Unido; Hay-on-Wye comenzó su desarrollo turístico en 1961 con la apertura de su primera tienda de libros usados. Fue tal el éxito de esta idea que decenas de libreros se trasladaron a la zona, albergando además uno de los festivales literarios más importantes del país y convirtiéndose finalmente en un principado autónomo.

Hay-on-Wye

Foto de AbeBooks

Aunque se encuentra lejos de llegar a la cifra del medio millón de turistas que visitan Hay-on-Wye cada año, este pequeño «reino de los libros» vallisoletano recibe ya anualmente 40.000 viajeros que deciden continuar su viaje por los pasillos de las librerías y museos de Urueña.

Esta forma de revitalizar pueblos y concentrar la cultura no solo atrae turismo y riqueza a la zona, sino que cada vez es una forma de vida para más gente. En el futuro seguro que podremos hablar de más Villas del Libro, de más pueblos a los que el arte y la cultura lleguen para inundarlo todo. Puede que este sea el primer pueblo de España con más librerías que bares, aunque esto no parece ser un gran problema.

Parafraseando el anuncio del famoso refresco, Urueña está lleno de «esos lugares donde siempre somos felices. Benditas librerías.»

#FairSaturday

Más información

El Correo
El Rincón de Sele
Traveler
Papel en Blanco

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *