Un piano en la calle cambió su vida

En la ciudad de Sarasota, Florida, el proyecto Sarasota Keys permite colocar antiguos pianos en la calle para que todo el que quiera pueda tocarlos.

Un día, un hombre que vivía en la calle se acercó a uno de los pianos dispuestos en la acera y comenzó a tocar Come Sail Away de Styx. Era Donald Gould, un hombre de 51 años que sólo quería ganarse unos cuantos dólares. Una semana después el vídeo con su recital alcanzó los 7.5 millones de visitas. La gente que pasaba por allí no daba crédito:

Donald fue Marine de los Estados Unidos y cursó estudios de Música en la universidad, pero terminó viviendo en la calle después de que su esposa muriera. Comenzó a consumir drogas y su hijo acabó en manos del estado.

Después de la repercusión mediática de su vídeo tocando el piano y el impacto que éste causó, Donald Gould parece otra persona. Tiene un hogar temporal y una cuenta en el banco con los 40.000 dólares que se recaudaron gracias a la conciencia social de miles de personas. Además de esto ha comenzado su rehabilitación, le han otorgado una beca para terminar sus estudios en la universidad y se ha reencontrado por fin con su hijo.

Gracias a la cultura Donald ha recuperado su dignidad, y ahora persigue un nuevo sueño: ser profesor de música.

¿Y tú, conoces más historias que merezca la pena compartir?

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *