Playing for Change, compartiendo música alrededor del mundo

Pronto se cumplirán 12 años desde que Mark Johnson, ingeniero de sonido estadounidense, decidió grabar al cantante y guitarrista Roger Ridley tocando la canción Stand by Me en las calles de Santa Mónica (California). Puede ser que aquel día Mark estuviera especialmente inspirado, o que la emoción del momento llegara más lejos de lo esperado, pero finalmente Mark terminó viajando por todo el mundo y grabando la misma canción a más de 30 artistas de 10 países.

El resultado fue esta maravilla, un Stand by Me que traspasa fronteras, que no entiende de diferencias raciales o culturales.

No importa quién seas, no importa a dónde vayas…
en algún momento necesitarás a alguien que te acompañe.

Una aventura en 31 países

El mensaje desde luego ha llegado lejos, y no sólo por los viajes de Mark. Sólo en YouTube el vídeo tiene hoy más de 99.000.000 de visitas. Y haciendo caso a la propia canción, Mark terminó acompañado de más músicos en más viajes y otros tantos países. En 2009 Mark y su equipo lanzaron un CD/DVD con las canciones Stand by Me, One Love, Chanda Mama, Don’t Worry… entre otras. A día de hoy Playing for Change ya ha publicado 3 CDs, y su último lanzamiento cuenta con la participación de 185 músicos de 31 países diferentes.

Conectamos todo el planeta a través de la música. En las canciones participan músicos de todo el mundo que graban su parte escuchando lo que han hecho los otros a través de los auriculares.

 

Playing for Change Foundation

Tras el éxito de Playing for Change, Mark y su equipo crearon la Fundación con el mismo nombre para llevar escuelas de música y hacer la cultura accesible en lugares del mundo donde los jóvenes no tienen acceso a educación básica.

Mark con su estudio portátil graba a unos niños. Playing for Change Historia Bonita

A día de hoy ya han puesto en marcha escuelas de música en América, Asia y África. 14 escuelas y programas en Bangladesh, Brasil, Ghana, Mali, Nepal, Ruanda, Sudáfrica, Marruecos, México, Argentina y Tailandia. Más de 1.200 jóvenes pueden acudir así a clases gratuitas de danza, música e idiomas; todas ellas impartidas por profesores profesionales.

El equipo de Playing for Change Historia Bonita

En cada escuela enseñan distintos tipos de instrumento y teoría musical dependiendo de la propia cultura local. Una buena forma de llevar la música a todas partes, literalmente. Así es como Mark y su equipo terminaron enseñando música a cientos de niños sin recursos, empezando con un vídeo en YouTube y un estudio portátil. ¿Quién dijo imposible?

#FairSaturday

Más información

Playing for Change

ABC: Playing for Change llega a España

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *